Rios Sangiao

Las operaciones de carga y descarga en los camiones

Las operaciones de carga y descarga en los camiones

¿Sabes cómo funcionan las operaciones de carga y descarga en los camiones? Para que estos procedimientos se lleven a cabo de la forma más correcta posible, es fundamental cumplir con unos pasos determinados a seguir. 

Repasamos todo lo que debe hacer el conductor para realizar la carga y descarga de manera óptima, según nuestro manual de acogida para conductores. ¡Esto te interesa!

Qué hacer en la carga

Debes saber que tanto las operaciones de carga como las de descarga se efectúan siguiendo las instrucciones específicas que comunica la empresa en cuestión, y que acuerda con el cliente para la prestación del servicio. Esto es, los datos y documentos a entregar y recoger, los horarios de carga y descarga, el lavado de cisterna, las medidas de prevención, etc.

En las instalaciones del cliente es obligatorio cumplir los protocolos de actuación que establece (de limpieza, seguridad y descarga). Así, en la carga, el conductor del camión debe:

  • Situar el vehículo en el lugar de carga indicado.
  • Conocer su sistema de carga, propio del camión.
  • Controlar la operación de carga si se lo permiten. 
  • Comprobar el cierre de tapas y válvulas cuando finalice la carga. También es importante revisar para cerciorarse de que no existen fugas, por ejemplo.
  • Pasar el camión a la báscula y aparcar en el lugar autorizado en fábrica para recoger la documentación. Aquí es necesario comprobar si todos los datos son correctos según las instrucciones marcadas. 
  • Asegurarse de que el precinto está colocado adecuadamente y en buen estado (en el caso de cargas que exijan el precintado de las bocas).

Qué hacer en la descarga

Los pasos a seguir para la operación de descarga son los siguientes: 

  • Seguir las instrucciones del cliente en lo que respecta a medidas de protección, señales de circulación, lugar de estacionamiento, presión de descarga…
  • Constatar que el precinto está en correcto estado y no ha sido manipulado. Si es el caso, es necesario comunicarlo de manera inmediata al responsable de fábrica.
  • Verificar que la cisterna esté vacía en su totalidad una vez termina la descarga. Es decir, sin restos de producto. Esta comprobación se hace de forma visual. En el caso de que quede producto en la cisterna, debe comunicarse al operario de descarga-recepción (el encargado) para proceder al vaciado total. También es fundamental informar de la incidencia a Tráfico.
  • Revisar que las instalaciones y zonas de descarga queden completamente limpias. En caso de derrame, hay que comunicarlo inmediatamente al encargado y/o personal de limpieza y esperar las instrucciones correspondientes. También debe ser comunicado a Tráfico para que pueda adoptar las medidas necesarias. 

Además, es importante: 

  • Comunicar a la empresa cualquier cambio, retraso o anomalía en el funcionamiento normal del servicio, para esperar instrucciones.
  • Saber que cualquier clase de manipulación en las instalaciones de los clientes sin la supervisión de un responsable de planta está prohibida, concretamente por la dirección de la empresa. 
  • Seguir siempre las instrucciones que se indiquen en cada caso. En ningún caso está permitido tomar decisiones sin que las personas responsables de las instalaciones las aprueben.
  • No manipular nunca las instalaciones del cliente y esperar a que llegue el responsable. En este sentido, lo más importante es la prudencia y la colaboración.
  • Avisar a Tráfico, al cargador y al cliente de cualquier situación insegura en la carga o en la descarga.
  • Evitar cualquier tipo de manipulación de las válvulas de regulación de caudal que pueden provocar una sobrepresión desde el inicio hasta el final de la descarga.

Ahora que ya conoces los pasos a seguir en las operaciones de carga y descarga en camiones, recuerda que ante cualquier duda al respecto, puedes consultar a nuestro Departamento de Tráfico.

Compartir este post:

Post relacionados

Únete a Nuestra Newsletter